Desde México hasta Tacoma, una lucha común contra la violencia doméstica

(Foto por Liliana Caracoza)

Una visita a un pueblo empobrecido en Veracruz revela un trauma, y la fuerza compartida para superar el abuso. Read in English

Ser capaz de admitir que usted sufrió de violencia doméstica puede ser realmente difícil. Y es aún más difícil para pedir ayuda . Recuerdo la sensación de estar sola, como si realmente a nadie le importara lo que me pasara .

Así que no me puedo imaginar lo que las mujeres con hijos a través tienen que pasar.

Pero me di cuenta cuando visité los pueblos de las montañas de Veracruz, México como voluntaria con la Agrupación de Derechos Humanos Xochitépetl (AX ) este verano.

Viajar en el autobús hasta las pequeñas comunidades del municipio de Ilamatlán pasamos por una niebla que me recordó a casa . Las carreteras están en tan malas condiciones que todas las partes de mi cuerpo comenzaron a moverse con su ritmo . Por la ventana , vi coloridas mariposas volando alrededor de las flores, mientras que el viejo autobús y carreteras en mal estado me hicieron sentir que podríamos ser aplastados en cualquier momento.

Esta fue mi primera vez presenciando pobreza extrema. Cuando llegamos al primer pueblo, vi niños corriendo descalzos en la calle. No hay agua que es segura para beber. La mayoría de los adultos no saben leer ni escribir. Educación aquí se detiene a una edad temprana. La desesperación por comer supera la desesperación por la educación , y el ciclo se repite. Pero incluso en tan malas condiciones , los niños siguen siendo niños que harian cualquier cosa por un pedazo de caramelo.

La Sra. Reina Martinez Olivares (derecha) con su nieta. (Foto por Liliana Caracoza)La Sra. Reina Martinez Olivares (derecha) con su nieta. (Foto por Liliana Caracoza)

Finalmente, llegamos a la casa de Reina Martínez Olivares . Ella estaba allí trabajando en una pieza del bordado elaborado que es su única fuente de estabilidad económica . Ella tiene una pequeña tienda adjunta a su casa, pero ha sido prácticamente abandonado debido a la pobreza del barrio.

La imagen de la Virgen de Guadalupe se cuelga en el medio de la pequeña sala de la señora Reina. La oscuridad de la habitación llamó la atención a las pequeñas luces y velas que significan su fe.

Ella comenzó a contar su historia desde muy temprano en su vida. Su madre la animó a casarse a la edad de doce años debido a la pobreza en la que vivían.

Ella me dijo que tenía diez hijos, pero ella sólo tiene tres hijas sobrevivientes.

La Sra. Olivares empezó a llorar al hablar de sus hijos, y no tuve el coraje suficiente para preguntarle lo que le sucedió a sus hijos que murieron.

Me habló de la extrema violencia que sufrió a manos de su marido ya fallecido y sus familiares . Ella describió una escena en la que ella está cargando  a su hijo recién nacido , mientras mantenía la pequeña mano de una de sus hijas, mientras que su marido la siguió con un rifle carabina amenazandola de muerte.

Cuando tenía quince años , la Sra. Olivares dice que ella trató de escapar de su situación de maltrato . Ella acudió con su madre, de quien no obtuvo ningún apoyo y le dijo que regresara de nuevo con su marido. Que esa era la forma en que su vida iba a ser.

“Una mujer tiene quedarse con su marido hasta la muerte, se supone que debemos ser tratadas así,” le dijeron.

Su marido fallecio hace seis años, y la dejó con una pequeña casa. Pero ahora está en una batalla , con la ayuda de AX para conseguir que la casa sea regresada por su suegra , quien dice que ella y sus hijas no pueden ser las dueñas de la casa , porque no son hombres.

La historia de la señora Reina es sólo un ejemplo de la vida de muchas mujeres en las comunidades indígenas donde viven. Ellos no saben cómo salir de estas situaciones difíciles. Tienen los niños que están dependiendo de ellos, y ellas tienen que soportar los abusos de un marido , que es el jefe de la casa – la única persona que los apoyan económicamente.

Este es un problema cultural que se ha transmitido de generación en generación.

Agrupacion de Derechos Humanos Xochitépetl está ayudando a las mujeres como la señora Reina con la educación, asistencia jurídica gratuita, y talleres de derechos humanos. Le están dando , el apoyo necesario para que cambien su estilo de vida y proporcionan difusión de información no sólo para las mujeres sino también para los hombres.

En un taller dirigido por AX en Veracruz, mujeres locales hacen ejercicios para aprender  acerca de sus derechos individuales y derechos humanos. (Foto por Liliana Caracoza)En un taller dirigido por AX en Veracruz, mujeres locales hacen ejercicios para aprender acerca de sus derechos individuales y derechos humanos. (Foto por Liliana Caracoza)

Abi McLane supervisor de servicios a las víctimas en el Centro de familia Crystal Judson aquí en Tacoma esta de acuerdo en que el tipo de información  que AX está compartiendo y es la clave del cambio.

“La educación es poder. Conocer la existencia de los derechos humanos da a la gente el poder y el conocimiento,” dice ella. Esto es tan cierto en zonas rurales en Veracruz como en Tacoma.

“La violencia doméstica está presente en todas partes. Hay cuestiones de poder y control en todas las culturas,” explica McLane. ” Lo vemos en todos los países, en todos los niveles de ingreso y todas las creencias religiosas.”

Pero las diferencias culturales impactan la forma en que abordamos la violencia doméstica.

Alguien moviéndose a un país diferente , que hablan un idioma diferente… [que] es otra  barrera para saber qué servicios están disponibles y cómo acceder a estos servicios,” dice ella. “[La manera de empezar es] haciendo que la gente hable, que la gente sepa que no están solos, que merecen sentirse seguros, tener estos derechos humanos básicos en sus casas y en todas partes. ”

El bordado tradicional es una fuente de ingresos para las mujeres que buscan un poco de  independencia financiera de sus maridos. (Foto por Liliana Caracoza)El bordado tradicional es una fuente de ingresos para las mujeres que buscan un poco de independencia financiera de sus maridos. (Foto por Liliana Caracoza)

Al escuchar esto, y escuchando las experiencias de las mujeres como Olivares en Veracruz fue un cambio de vida para mí. Me sorprendí al descubrir que las mismas escenas se reproducen en Mexico como aquí en el Noroeste.

Me di cuenta que no estaba sola en mi propia experiencia.

Es difícil olvidar el miedo en los ojos de mi madre. Verla luchar para evitar ser golpeada, mientras trataba de no mostrar temor a su agresor. Tratando de olvidar esas situaciones es más difícil de lo que esperaba – los vagos recuerdos todavía intensos vienen a mi cabeza como un sueño, o, a veces como una pesadilla.

Recuerdo una hermosa mañana de domingo con el sol brillando en mi cara – era como si el universo estaba diciendo que despertara. Podía oler mi madre haciendo su comida favorita para los domingos – panqueques. Pero me sentí avergonzada, miserable, que la estaba decepcionando. “Ella lo va a notar “, fue lo primero que vino a mi mente . Ella va a ver el intenso color púrpura en mis muñecas y no voy a ser capaz de decirle.

Pero aprendí a sobrevivir. Ese paso me llevó más tiempo de lo que esperaba , sin entender que yo era una mujer y que yo tenía que ser valorada , no sólo una posesión.

World Arts Access

World Arts Access apoya con orgullo el proyecto “Historia Indigenas”
 

 

 
Este projecto fue apoyado por Silvia Barajas, Tabitha Bronsema, Diane Cooper, Anita Verna Crofts, Jimmy Docs, Joel Dodge, Bruce & Wendy Fein, Kenneth & Mary Fox, Eroyn Franklin, Jacob Galfano, Lisa Maria Garza, Elisha Hansen, Jenny Heard, Karen Hirsch, Bradley Hutchinson, Lawrence T. Johnson, Robyn Jordan, Jenny Lee, Min Manifold, Gloria Mayne, Sara McCaslin, Danielle Moylan, Andrea Otanez, Jessica Partnow, Susan Partnow, John Reinke, Lindsay Ryan, Alejandra Santiago, Andrew Scott, Dakota Seymanski, Ken Shook, Alex Stonehill, Sarah Stuteville, Bekah Townsend, Alejandro Villacorta, y CJ. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.